Ollantaytambo

Si está planeando un viaje a Machu Picchu, seguramente habrá oído hablar de Ollantaytambo, ya que es el punto de partida de la mayoría de los viajeros que toman el tren hacia Aguas Calientes. Por eso, hemos preparado esta guía de viaje para que conozcas este hermoso pueblo en su máxima expresión.

La visita a Ollantaytambo no se limita a las ruinas, el pueblo en sí es un museo vivo ya que ha mantenido gran parte de su distribución urbana inca. Aquí te verás inmerso en un escenario colonial-inca rodeado de imponentes montañas, valles verdosos y una cultura viva.

Atrévete a descubrir la hechizante energía de los Andes durante tu viaje, mientras exploramos y experimentamos nuestras místicas tierras cusqueñas sin perderte nada en el camino.

Aquí conocerás todos los detalles sobre Ollantaytambo para que puedas planificar tu viaje según tus intereses.

Ollantaytambo a través del tiempo

Mucho antes de que los incas existieran, la región de Ollantaytambo estuvo habitada por diferentes culturas que aprovecharon los florecientes valles a lo largo del río Vilcanota. Estamos hablando de hace miles de años, cuando la vida era primitiva y sencilla, alrededor del año 1200 antes de Cristo.

Las pruebas han demostrado que Ollantaytambo todavía estaba habitada por una civilización organizada cuando llegaron los incas, que no se sometieron a la poderosa cultura quechua y protagonizaron una guerra entre ambas comunidades.

Finalmente, los incas los derrotaron y destruyeron su pueblo. Según un cronista español, Ollantaytambo fue reconstruida por orden del emperador inca Pachacutec.

La región fue adaptada según sus necesidades, con terrazas agrícolas construidas a lo largo del río y un complejo sistema hidráulico compuesto por canales de riego permanentes, que se han mantenido hasta la fecha. Los incas también construyeron un enorme centro ceremonial-administrativo justo al lado del pueblo.

El antiguo pueblo fue utilizado como último refugio inca por Manco Inca Yupanqui durante el proceso de colonización. De hecho, derrotaron a los conquistadores españoles en este lugar y luego huyeron a la selva donde resistieron durante muchos años.

Ollantaytambo es uno de los ejemplos perfectos del amplio conocimiento de la planificación urbana. Gran parte de su distribución está presente en el pueblo que hoy conocemos.

Hoy en día, la pequeña ciudad es uno de los principales atractivos dentro del Valle Sagrado de los Incas. Ofrece una gran infraestructura turística, caracterizada por ser el principal lugar de salida del tren hacia Machu Picchu.

Atracciones para visitar en Ollantaytambo

Aunque Ollantaytambo puede ser un pueblo muy pequeño, ofrece una experiencia única en cuanto pones un pie en sus mágicas calles. Aquí hemos reunido las mejores cosas que hacer a poca distancia antes de salir a la Ciudadela Inca:

1. Sitio arqueológico de Ollantaytambo
Esta enorme estructura se encuentra justo en el corazón del pueblo, es una de las construcciones más imponentes del Valle Sagrado. El sitio sirvió como centro administrativo y ceremonial, que se convirtió en una fortaleza durante el proceso de colonización.

Las ruinas están sorprendentemente bien conservadas, aunque sufrieron algunos daños durante la guerra de Ollantaytambo en 1537 y cuando los españoles se hicieron con el control del territorio. Hoy en día, es uno de los asentamientos precolombinos más importantes de Perú.

Si desea visitar el Sitio Arqueológico de Ollantaytambo, debe adquirir el Boleto Turístico de Cusco. Por suerte para ti, incluimos esta entrada especial en todos nuestros paquetes de viaje.

2. Almacén de Pinkuylluna
Si has visto fotos de las ruinas de Ollantaytambo, seguramente habrás notado una particular construcción edificada en la ladera de una montaña. Pues bien, esta antigua estructura también fue construida por los incas para ayudar a la conservación de las cosechas cultivadas en las terrazas cercanas.

Es de suponer que se construyó durante el reinado de Pachacutec, más o menos al mismo tiempo que se reconstruía la ciudad. Los almacenes están estratégicamente situados a gran altura para conservar y proteger los alimentos.

La visita a este sitio arqueológico es gratuita aunque hay que destacar que la caminata puede ser bastante difícil si no estás acostumbrado a la altura o no tienes una buena condición física ya que el camino es muy empinado.

3. Pueblo de Ollantaytambo
Como mencionamos antes, el pueblo en sí es un museo vivo donde la arquitectura colonial se fusiona perfectamente con las estructuras incaicas utilizadas como cimientos. Ollantaytambo está rodeado de un paisaje floreciente y ofrece una experiencia relajante en cada rincón.

Si buscas una experiencia auténtica durante tu viaje a Perú y Cuzco, asegúrate de incluir el Valle Sagrado en tu itinerario de viaje. Tómate el tiempo que necesites para explorar cada pueblo y aprovecha al máximo tu estancia.

¿Cómo llegar a Ollantaytambo?

Ollantaytambo se encuentra a 60 kilómetros de Cuzco, justo en el corazón del Valle Sagrado de los Incas. Si quieres visitar este pintoresco pueblo, te recomendamos que lo hagas en una visita guiada, así no te perderás nada de esta especial aventura.

Por suerte para ti, tenemos un itinerario especial en el que podrás visitar este y otros atractivos antes de abordar el tren a Machu Picchu. El Tour del Valle Sagrado te llevará a un viaje cultural e histórico a través de los Andes en Perú.

¿Está listo para vivir el Cusco al máximo? En Viagens Machu Picchu te proporcionamos todo para que solo tengas que preocuparte de relajarte y divertirse. Conoce nuestras ofertas especiales en paquetes de viaje a Perú mientras está aquí.

Posts Similares

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *